Qhapaq Ñan – Sede Nacional realizó intercambio de experiencias con tejedoras de provincias de Piura

Tejedoras de Rodeopampa – Ayabaca que elaboran prendas en telar de cintura, viajaron al distrito San Miguel de El Faique en la provincia de Huancabamba, para intercambiar experiencias y conocimientos con tejedoras de este distrito. 

Los días 30 y 31 de mayo se realizó este intercambio de saberes, inaugurando el evento la arqueóloga Rosa Palacios, directora del Proyecto Integral Aypate. Palacios resaltó las labores que desarrollan los tres componentes del proyecto, así como su área de influencia: las comunidades de Cujaca, San Bartolomé de Olleros y el predio Lagunas de Canli.

El primer día participaron tejedoras independientes y asociadas del distrito San Miguel de El Faique, quienes compartieron con las tejedoras de Rodeopampa sus conocimientos, experiencias, retos y las dificultades que enfrentan día a día. Destacó la presencia de la señora Dalinda Chinchay, presidenta de la Asociación de Mujeres Artesanas Santa Inés, del caserío San Cristóbal, quien expuso el trabajo que realiza la asociación y las oportunidades que brinda el arte textil para mejorar y sustentar la economía de sus familias.

Por la tarde visitaron el pueblo de El Faique, particularmente el Museo “Cosme Chinguel”, donde se muestra en forma didáctica la evolución del arte textil, y el telar de cintura o Cungallpo, instrumento que presenta una continuidad a lo largo de miles de años. Las participantes apreciaron diversas prendas que aún se confeccionan e indumentaria de uso actual como el Anaco, vestimenta femenina utilizada en comunidades de los distritos de Sondorillo y Huarmaca en la provincia de Huancabamba.

Al día siguiente fueron al caserío San Cristóbal, donde desarrolla sus actividades la Asociación de Mujeres Artesanas Santa Inés, conformada por doce tejedoras, quienes tienen una sencilla sala de exposición y venta de los diversos productos que elaboran. La variedad de tejidos que pudieron observar impresionó a las visitantes, dándoles nuevas ideas de lo que pueden hacer, abriendo posibilidades para reproducir esas prendas dentro del grupo donde trabajan. 

Durante la ceremonia de clausura, las participantes de Rodeopampa expresaron su satisfacción por el viaje realizado. Se comprometieron a compartir lo aprendido con las señoras y niñas de Cujaca, para que la labor de tejido siga desarrollándose en beneficio de sus familias y de su comunidad.  

Este primer intercambio de experiencias constituye un paso importante hacia el fortalecimiento del grupo de tejedoras de Rodeopampa, así como en su contribución a la puesta en uso social del patrimonio cultural asociado al Complejo Arqueológico Aypate.

Miércoles, Junio 6, 2018 - 14:00